Con el fin de mostrar la delgada línea existente entre el «enfermo mental» y el «sano» retraté a los usuarios de los servicios de salud mental, a sus terapeutas y colaboradores, por encargo de la Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental – FAISEM .

Resultado: Las apariencias engañan.